martes, 26 de enero de 2010

Te extrañaré!

Photobucket

Aún recuerdo perfectamente el día que deje de ser una niña para convertirme en una mujer, fue un 5 de mayo del 2008, yo estaba lista para volar y empezar mi vida al lado de mi mujer, todo estaba listo, me iría a vivir a Houston Tx con ella y dejaría mi país, mi casa y a mi familia. Mi mamá decidió que ella me llevaría al aeropuerto, al principio no quería por que sabía que iba a ser demasiado difícil, pero no podía quitarle a mi mamá las ganas de hacerlo así que me llevó.

En el aeropuerto mi madre no pudo evitar llorar, tratamos de pasar los últimos instantes tranquilas, traté de aguantarme, no quería estar mal, tenía que ser fuerte, hubiera deseado que el tiempo se detuviera pero fue imposible, aún recuerdo lo último que mi mamá me compró, un café de starbucks, lo bebimos juntas, y antes de terminarlo anunciaron mi vuelo.

Ahora sí, era el momento de la despedida, ella miraba hacia otro lado, creo que no quería verme a la cara o tal ves no quería que la viera llorar, la abracé y comencé a llorar como una niña pequeña que necesita de su mamá. Mi madre jamás me había dicho que me amaba, pero ese día lo escuché de sus labios muchas veces. Me deseó suerte, me dijo que si no funcionaba con N* ella me iba a estar esperando. Pude ver sus ojos de tristeza, no dejó de llorar en ningún momento y eso me dolía, pensaba que mi felicidad la hacía sentir así, le dije que se calmara, que yo volvería cuando pudiera, que no era un adiós y que muy pronto nos volveríamos a ver, le di un beso, la abrace y me fui, creo que en ese momento me convertí en una mujer de verdad.

Llegué a Houston, y ahí estaba N*, la besé y nos fuimos. No sé como explicar la sensación que sentía, felicidad de estar con mi mujer e iniciar una nueva vida juntas, pero tristeza por haber dejado a mi mamá así. No me arrepiento de nada, sé que mi mamá está tranquila, ella sabia y sabe que N* me ama y en el fondo sabía que me iba a ir bien. He ido un par de veces a México y siempre la despedida es lo más difícil.

Saludos a todas.


7 comentarios:

Aleida dijo...

Qué dificil, lo bueno es que tu mama lo entendió al final, saludos a tu chica y a ti

V dijo...

wow! qué difícil debio haber sido...

Cuando sali de casa para formar mi hogar con mi mujer, mi madre no dijo nada, pero bueno seguimos viviendo en la misma ciudad y de vez en cuando nos vemos, no imagino cómo hubiera sido si hubiese tenido que irme tan lejos...

En fin, como dice Aleida en el coment previo, lo bueno es que tu mamá lo entendió.

marreva dijo...

te volviste una mujer de verdad!, y estoy segura que te sientes feliz de haber tomado esa desición!

saluditos!!! :)

♀MakTuB♀ dijo...

mis respetos! .. no m imagino despedirme d mi mama... mas sabiendo q siempre fuimos solo las dos a pesar d todo..Pero sé q ese momento llegara..espero ser asi de fuerte como tu.
saludos! cuidense mucho.

Miss.Bizarre dijo...

Que buena onda de mamá o:!!

Cundo llegue el momento de despedirme de la mia no creo ser tan afortunada u_U,pero bueno apesar del sufrimiento hay ke avanzar =)

Are!! x) dijo...

weiii.. tengo 14 años viviendo fuera de mi casa y desde entonces hay días en los que extraño a mamá, una vez hasta escribí de eso (http://arepreciosa.blogspot.com/2008/08/la-independencia-cuesta.html) ... la independencia es lo mejor pero tiene su precio =D..

tu mamá es bien alivianda no???..eso es lo que la mía le hace falta jeje..

un abrazo!!=D

nina dijo...

aww cuera 5 mayo 2008 ME INPACTO saber q hasta la fecha la tienes... asi me paso ami cuando por primeravez ice el amor con la q es el Amor de mi vida :) ahi me senti mujer x 1ºvez T__T